Errores más comunes al montar un acuario

Muchas de las personas que empiezan en el mundo de la acuariofilia caen una y otra vez en los mismos errores. Aquí te mostramos cuales son y cómo evitarlos. ¿Cuántos de ellos has cometido?

1- Empezar con un acuario demasiado pequeño

Puede resultar atractivo empezar con un Kit nano-acuario. Sin embargo, para los principiantes, la elección de un acuario demasiado pequeño está destinado al fracaso. Cuando el volumen de agua es pequeño, los parámetros clave del agua cambian muy rápidamente y no dejan espacio para errores.

Incluso los acuaristas experimentados sufren dificultades en un acuario pequeño. Los recién llegados a la afición deben mantenerse alejados de los tanques de menos de 75 litros hasta que adquiera experiencia. Cuanto más grande sea el acuario, menor será el impacto que tendrá un error en los peces.

2- Introducir los peces demasiado pronto

Los nuevos propietarios de acuarios están ansiosos por agregar peces, a menudo el mismo día que configuran el tanque. Algunos tienen suerte, pero muchos perderán rápidamente algunos o todos sus peces.

El agua en un nuevo acuario necesita estabilizarse. Los gases se disuelven en el agua, así como los minerales, metales pesados y productos químicos que se agregan a las instalaciones locales de tratamiento de agua.

El agua en sí puede dañar a los peces. El agua del acuario debe tratarse para neutralizar los materiales nocivos y dejar reposar durante aproximadamente un día para permitir que los gases disueltos se escapen y el pH se estabilice. Entonces, será seguro introducir peces al acuario.

3- Añadir demasiados peces a la vez

Puede que te sientas  ansioso por llenar el acuario con peces, pero desafortunadamente agregar muchos peces al mismo tiempo es otro error común entre los nuevos propietarios.

Hasta que las colonias bacterianas no se hayan establecido completamente, el acuario no puede soportar con seguridad una carga completa de peces.

Al principio, solo añade un par de peces pequeños y resistentes. Espera hasta que los niveles de amoníaco y nitrito aumenten y luego caigan a cero antes de agregar más peces.

4- Sobrepoblar el acuario

Es muy común que los nuevos propietarios se excedan con el número de inquilinos. Aunque una persona experimentada puede mantener con éxito una escuela de 20 peces pequeños en un acuario de 40 litros, sería un desastre para un principiante intentarlo.

Los litros netos de agua deben ser la cantidad de agua realmente colocada en el acuario después de que la grava y las decoraciones estén en él. Lo ideal sería un 80% de agua en el acuario.

5- Peces incompatibles

Los nuevos propietarios de acuarios a menudo eligen peces que les parecen atractivos sin conocer sus necesidades ambientales. Algunos peces pueden pelear entre sí o requerir condiciones de agua muy diferentes.

Siempre investiga cada especie antes de elegir compañeros de tanque. Seleccione peces pacíficos que prosperen en condiciones de agua similares.

6- Sobrealimentar a tus peces

El error número uno cometido por los propietarios de peces es sobrealimentar a los peces. Los peces son oportunistas y buscarán comida en todo momento. El hecho de que aparezcan hambrientos no significa que deban ser alimentados todo el tiempo.

No los alimentes más de lo que consumen por completo en cinco minutos.

7- Filtración insuficiente

Un filtro de acuario debe filtrar toda el agua en el tanque a través de él al menos tres veces por hora. Si no lo hace, es demasiado pequeño. Si tiene dudas sobre el tamaño del filtro, pase al siguiente tamaño hacia arriba. No puedes filtrar en exceso, pero definitivamente puedes filtrar por debajo de lo necesario y los resultados pueden ser perjudiciales para sus peces.

8- No testear el agua

Los principiantes en este hobby no conocen mágicamente el ciclo del nitrógeno ni saben que necesitan testear la química del agua en su acuario. Como resultado, pueden dejar de tomar medidas para lidiar con toxinas dañinas.

Cuando se configura el acuario por primera vez, déjalo funcionar por uno o dos días. Antes de agregar los peces, prueba los niveles de pH, dureza, amoníaco y nitrito para obtener un registro de referencia.

Durante el ciclo de inicio, es importante probar el amoníaco y los nitritos a menudo.

Una vez que el acuario esté bien establecido, mira el agua mensualmente para estar al tanto de los problemas ocultos que se pueden estar gestando. Si los peces mueren repentinamente, testea el agua para ver si algo ha cambiado.

9- No cambiar el agua

Los nuevos propietarios no siempre reciben información sobre el mantenimiento del acuario, lo que incluye cambiar parte del agua con regularidad.

Los desechos se acumulan en el tanque, y solo se pueden eliminar al aspirar la grava, al extraer un poco de agua y reemplazarla con agua fresca.

Aunque es posible que tus peces no mueran si fallas en el mantenimiento y en los cambios regulares de agua, se verá afectado por condiciones de agua deficientes. Como resultado, serán más susceptibles a las enfermedades y, a menudo, tendrán una vida útil más corta de lo que deberían.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Errores comunes
Author Rating
51star1star1star1star1star