Cómo cambiar el agua del acuario

Los cambios regulares de agua son una parte crítica del mantenimiento del acuario de agua dulce. Cambiar parte del agua de tu acuario te permite controlar más de cerca el nivel de residuos y toxinas.

Para hacer un cambio de agua, deberás preparar el agua dulce y sacar el agua sucia.

También puedes aprovechar esta oportunidad para limpiar la grava y eliminar las algas de las paredes del acuario . Al agregar suavemente el agua nuevamente, el proceso es seguro para tus peces y puedes crear un acuario brillante.

1 – Preparando tu acuario para un cambio de agua

1.1 – Pretratar un cubo de agua del grifo.

Coge un balde limpio y llénalo con agua directamente del grifo. Sigue las instrucciones de la botella de tu acondicionador de agua y trata el agua antes de limpiarla. El acondicionador hará que el agua sea segura para tus peces al eliminar químicos peligrosos y residuos metálicos.Acondicionador de agua

Ver Acondicionador de Agua

 

Guarda dos cubos de plástico, específicamente para el uso de tu acuario.

Algunas personas prefieren rellenar tu acuario con agua directamente del grifo. Esto puede ser más conveniente; sin embargo, corres el riesgo de exponer a tus peces a sustancias químicas peligrosas en el agua. Para disminuir esta posibilidad, deja correr el grifo durante unos 5 minutos antes de llenar el cubo.

1.2 – Desconecte los elementos de iluminación y calefacción del acuario .

Dado que trabajarás con agua alrededor del exterior del acuario , es mejor minimizar la presencia de electricidad. Desconecta la tapa del acuario y cualquier iluminación adjunta. Alcanza el acuario y desenchufa todos los elementos de calefacción expuestos.

1.3 – Desenchufa y limpia el filtro.

Muchos filtros no funcionan bien sin una cobertura total de agua, por lo que es una buena idea desconectar el filtro al comenzar el proceso de limpieza. No necesitas limpiar o reemplazar tu cartucho de filtro, esponja u otro medio cada vez que limpie el tanque. En su lugar, míralo, observa cómo está y luego pásalo por agua fría o reemplázalo si es necesario.

Ver Filtros para Acuarios

 

Reemplazar tu filtro con demasiada frecuencia puede tener consecuencias desastrosas para tu acuario al eliminar las bacterias buenas acumuladas. Para contrarrestar un cambio de filtro, es posible que desees invertir en grava o arena con cultivos bacterianos pre-agregados.

Sustrato JBL Manado Dark 10LVer Sustrato con Bacterias Buenas Agregadas

 

1.4 – Retira las decoraciones y plantas artificiales sucias.

Tampoco es necesario limpiar los accesorios de tu acuario como parte de cada cambio de agua. Si lo haces, puedes interrumpir las bacterias buenas en tu tanque también. Sin embargo, si los elementos artificiales en tu acuario parecen demasiado viscosos o sedosos, entonces querrás retirarlos con cuidado a un balde y permitir que se remojen en una solución de limpieza de plantas.

Nunca laves las plantas y la decoración con jabón. El residuo químico puede ser dañino para tus peces, y también puedes causar una plaga de algas en tu tanque.

También puede remojar tus plantas y tu decoración en una mezcla de cloro y agua.

1.5 – Frota las paredes del acuario .

Cada vez que realices un cambio de agua, echa un vistazo rápido a tu acuario y mira si necesita un lavado. Busca una película verde o marrón en los lados del tanque.

Mientras el acuario aún está lleno, usa una esponja o un raspador de algas para frotar el costado del acuario y eliminar el residuo.

2 – Realizando el cambio de agua

2.1 – Utiliza un cambiador de agua automático.

Esta es la forma más eficiente y, a menudo, preferida, de realizar un cambio parcial de agua, especialmente en acuarios más grandes. Conecta el dispositivo directamente a tu grifo y luego inserta una de las mangueras conectadas y los accesorios de sifón en tu acuario . El dispositivo automáticamente succionará el agua por tí, hasta que la apagues. Luego, vuelve a girar el interruptor e inserta la manguera del grifo para rellenar el acuario.

Bomba de agua

Ver Cambiador de Agua Automático

 

 

Este método es especialmente útil para aquellas personas que no pueden transportar múltiples cubos de agua para realizar limpiezas regulares. También minimiza el riesgo de crear un desastre acuático en tu casa.

Solo asegúrate de que el agua nueva que estás agregando esté cerca de la temperatura original del acuario . Comprueba esto antes de iniciar el proceso de aspiración automática.

2.2 – Sifona cualquier resto de sustrato con un sifón de grava.

Si no tienes un sistema todo en uno, deberás realizar el interruptor de agua a mano. Comienza por colocar el extremo del tubo de tu sifón en un cubo. Luego, coloca la punta del sifón en el sustrato del tanque, generalmente grava o arena. Inserta repetidamente el sifón profundamente en la arena en ángulo, extrayendo tanto los residuos como el agua del acuario .

No se sienta como si tuviera que limpiar perfectamente toda la grava durante cada cambio. De hecho, es mejor si separa el acuario y limpia ciertas áreas de la grava cada vez. Esto disminuye el impacto del cambio para tus peces.

Sifonador automático

Sifonador de Grava

Ver Producto

Sifonador manual

Sifonador manual

Ver Producto

 

2.3 – Succiona el agua del acuario .

A medida que muevas el sifón, notarás que tu cubeta comienza a llenarse con grava sucia y agua turbia del tanque, esto es perfectamente normal y lo que deseas. Sin embargo, no lo lleves demasiado lejos. Usa tu sifón para eliminar un máximo del 30% del agua del acuario. Ir más allá de esto puede alterar irreparablemente la química de tu tanque.

Por ejemplo, si tienes un acuario de 40 litros, es una buena idea usar un balde de 10 litros para los cambios de agua. Luego, cuando el cubo está lleno, sabes que has eliminado la cantidad correcta de agua.

2.4 – Echa un vistazo detallado al interior de tu acuario .

Ahora que tu acuario está menos lleno, dedica un poco de tiempo a verificar el estado de tu tanque desde una vista interior. Si no remueves completamente las decoraciones, entonces puedes revisarlas por cualquier daño. Asegúrate de que todos tus sistemas de calefacción y filtración parecen estar bien.

2.5 – Ten en cuenta la temperatura del agua restante.

Si tienes un termómetro del lado del tanque, toma nota rápidamente de la temperatura del agua después del drenaje. De lo contrario, es una buena idea sumergir un termómetro en el agua para obtener una lectura. Luego, prueba la temperatura del agua limpia y tratada que agregarás al acuario en un momento. Asegúrate de que las dos temperaturas coinciden. De lo contrario, es posible que tengas que darle un poco más de tiempo antes de completar el cambio.Termómetro

Ver Precio

Las fluctuaciones de la temperatura del agua pueden hacer que los peces sean más susceptibles a las enfermedades. Asegúrate de volver a tomar la temperatura del acuario después de agregar el agua dulce.

2.6 – Vuelve a llenar el acuario con agua pretratada.

En este punto, querrás mover el agua pretratada del cubo al acuario . Puedes hacer esto vertiendo el agua en una jarra y luego vaciando la jarra en el tanque. O puedes sostener el cubo con ambas manos y vaciarlo directamente en el acuario .

Cualquiera que sea el método que elijas, solo asegúrate de que el agua no corra súper rápido y perturbe la grava y tus decoraciones. A algunas personas les gusta usar su mano, o una placa, para disminuir el flujo directo del agua hacia el acuario .

2.7 – Reemplaza todas las decoraciones y plantas.

Si has retirado alguna de tus decoraciones artificiales, puede volver a agregarlas inmediatamente antes o directamente después de volver a llenar el acuario . Puedes usar esto como una oportunidad para mover elementos, o para omitirlos completamente para crear un nuevo paisaje.

2.8 – Vuelve a conectar el sistema de filtración, el calentador y la luz.

Todos los sistemas en funcionamiento que desconectó al inicio de este proceso ahora deben estar conectados nuevamente. Asegúrate de que tus manos estén secas y vuelve a instalar y reiniciar con cuidado todos estos elementos.

2.9 – Enjuaga y almacena tu equipo.

Crea un área designada donde mantengas todos tus suministros de limpieza del acuario. Querrás dejar que tus cubos, depuradores y sifones se sequen al aire antes de guardarlos. Mantenerse al día con los procedimientos de almacenamiento regulares puede evitar que tengas que comprar reemplazos.

3 – Cómo mantener tu acuario limpio sin cambiar el agua

3.1 – Programar cambios de agua parciales semanales.

Es una buena idea completar un cambio de agua semanal o quincenal de manera constante. Nuevamente, no eliminarás toda el agua cada vez, solo un 25-30%. Si ves la necesidad, también puede hacer una limpieza profunda de tu acuario mensualmente.

Debes equilibrar el deseo de mantener limpio tu acuario con la salud de tus peces. Las limpiezas demasiado frecuentes, o muy pocas, pueden afectar negativamente su salud.

3.2 – «Reinicia» tu acuario con los cambios de agua.

Realizar cambios parciales también es una excelente manera de restablecer la estabilidad en tu tanque después de un evento inusual, como un nuevo cambio de imagen. No tengas miedo de hacer un cambio de agua no programado en estos casos ya que la recompensa vale la pena.

3.3 – Limita tu uso de la luz.

Si maneja las luces de tu acuario todo el día y todos los días, probablemente verá una acumulación rápida y agresiva de algas y escombros. Esto se debe a que la luz está ayudando a las algas a alimentarse de tu acuario . En su lugar, intenta mantener tus luces encendidas durante 8 a 12 horas para tanques con plantas vivas o de 6 a 10 horas de lo contrario.

Iluminación de acuarios

3.4 – Evita la sobrealimentación.

Gran parte de los escombros que sacas de la grava serán restos de comida. Para evitar este problema, resiste el deseo de sobrealimentar y, en su lugar, hazlo una o dos veces al día. Y, ajusta tus prácticas de alimentación dependiendo de qué tan bien comen tus peces lo que se ofrece.

Alimentación de los peces


Otros artículos de interés:

Summary
Review Date
Reviewed Item
Cambio de agua acuario
Author Rating
51star1star1star1star1star